¿Dara el si la Iglesia Católica a la Familia Homosexual?

1366058330970-iglesia-y-homosexualidad.jpg

 

 

En esta ocasión nos gustaría analizar el concepto de "la familia tradicional". Para empezar, tenemos que decir que una familia (de cualquier tipo) es algo dinámico. En ningún caso se trata de algo estático e inmune al cambio. De hecho, en este universo que habitamos, todo lo que lo compone es transitorio y cambiante. No hay nada que quede exenta de los cambios implícitos en la vida misma. La familia no es la excepción.

Ahora bien, prácticamente desde el principio de los tiempos, la homosexuali-dad ha estado presente en las sociedades. Es verdad que su presencia durante mucho tiempo y en la mayoría de los casos ha sido prácticamente invisible. En muchas familias desde hace siglos ha habido una o más personas homosexuales. Otra cosa son los prejuicios a los que han sido sometidas estas personas que les han llevado a ocultar o a querer negar la realidad.

Creemos que esa defensa de la familia tradicional, excluyendo otras posibilidades, atenta contra los derechos humanos de las personas homosexuales. Los deseos de la Iglesia a través de manifestaciones como la reciente se traducen en una forma de discriminación que pretende que los homosexuales nieguen su sexualidad, su existencia y su derecho a contar con una familia.

 

 

Es necesario reconocer varias cuestiones. La primera de éstas es que muchas personas homosexuales ya cuentan con una familia. Puede tratarse de una familia considerada "tradicional". Mayoritariamente han sido las parejas heterosexuales quienes han tenido y criado a la gran mayoría de personas homosexuales que existen en el planeta. Además, algunas personas homosexuales, ya en su vida adulta y superando una serie de peripecias (propiciadas generalmente por la discriminación) han conseguido formar su propia familia. Ésta es una realidad más que un plan a futuro. Estas familias existen y viven y conviven en nuestra sociedad.

  Es por todo esto que no entendemos muy bien qué pretende la Iglesia cuando se niega a reconocer esta realidad. Creemos que la espiritualidad es importante y pensaríamos que ésta incluye cualidades como la empatía, el amor, la solidaridad, la tolerancia... por mencionar algunas. No tiene por qué promover prejuicios ni discriminación hacia nadie, especialmente cuando las personas a las que ataca, directa o indirectamente, no hacen daño a nadie.

El verdadero mensaje cristiano debería ser la igualdad para todos los seres humanos sobre la tierra. Incluidos homosexuales y mujeres.

 

¿Crees que las personas homosexuales deberían ocultarse? ¿Podemos seguir negando la existencia de familias formadas por personas del mismo sexo? ¿Consideras que este tipo de familias son un peligro para la Iglesia o la sociedad?

 

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar